Archivos de etiquetas: redes sociales

La molesta duplicidad de Instagram y Facebook

Hace semanas que estoy quitando mucho contactos de Instagram, incluso gente a la que conozco personalmente y con la que quiero seguir en contacto. No es que me caigan mal o que haya perdido el interés por lo que hacen, pero en su política de «control del mundo», Facebook ha hecho que se trate de dos redes sociales redundantes: la vinculación de Instagram a una cuenta de Facebook hace que todo lo que se publica en la primera aparezca en la segunda y es una pesadez.

A ver si me explico bien. Para evitar estar constantemente pendiente de las redes sociales, yo suelo mirarlas en dos o tres momentos concretos del día, especialmente por la mañana a primera hora. Suelo empezar por Instagram, ya que es fácil echar un vistazo en el móvil al tiempo que compruebas mensajes o citas. Vas pasando… ah, mira, éste ha hecho tal cosa, aquel ha hecho la otra… está curioso. Tengo un criterio muy claro para decidir si me gusta o no una foto: o son personales y simpáticas, o son profesionales y hay algo en ellas que me parece digno de mención.

Hasta aquí nada especial. Al cabo de un rato me siento en la mesa de trabajo y repaso otras redes sociales, normalmente para ver mensajes, campañas de marketing o simplemente por el placer de charlar con algunas personas que conozco. Y mira, de repente ves una foto que te suena. Claro, la has visto hace 20 minutos en Instagram. No, pues está chula. Pero claro… ya he dado a «me gusta» en el otro lado. ¿Lo vuelvo a hacer, no lo hago? No, paso… que es redundante.

Pasa el tiempo y otra repetida. Y otra. Y otra… Se convierte en una pesadez. Te entran ganas de dejar de seguir a esa persona en uno de los dos sitios y entonces pienso: ¿cuál es la finalidad de cada una de las redes sociales? ¿Hay que estar presente en todas y distribuir las mismas imágenes y mensajes en todas? ¿Es necesaria esta obsesión por la omnipresencia guay, sin dejar escapar ninguna oportunidad de reforzar una «amistad» virtual dando a «like» en todo lo que ponen tus contactos?

Tengo claro que Facebook es la red social con la que mejor puedo «hablar» con la gente. Es la más cómoda y flexible para escribir comentarios y permite compartir publicaciones de otras personas, algo que es imposible en Instagram. Si alguien comparte una foto que me gusta, quiero poder compartirla. Si alguien comenta algo, quiero poder dialogar. O incluso compartir unos momentos de ocio a través de un juego social. Si, ya sé que son tonterías, pero ese «roce» es el que favorece las relaciones personales y no renuncio a esos momentos, ya que si tienen la cuenta vinculada, veo las actualizaciones de Instagram en el muro de Facebook.

Instagram se me queda, entonces, para lo que yo creo que era la intención de sus creadores: una red social en la que puedes seguir a gente creativa que comparte su trabajo o su día a día, pero con la que no tienes ninguna relación. Por ejemplo, hay un fotógrafo llamado Gary Miller cuyo trabajo me gusta bastante. Podría seguirle por Twitter o por DeviantArt, que son otras redes sociales para creativos en las que me muevo, pero es necesario que dejemos de dispersar nuestra atención en una especie de obsesión por la presencia guay en todas partes. También me gusta mucho Anton Belovodchenko, y le sigo por 500px que es una red que permite apreciar más la calidad del trabajo.

Tampoco pretendo dar ejemplo de lo que tienen que hacer los demás. Yo uso las redes sociales para mi trabajo y le doy un enfoque a su uso totalmente práctico, lo que no excluye que haya un pequeño ámbito para ciertas amistades. Por tanto… Facebook para charlar e interactuar con la gente, Instagram para seguir a creativos con los que no tengo contacto.

Dentro de dos años habrá revisado esta política 3 veces, porque vivimos en un mundo en continua evolución. Pero hay que encontrar un equilibrio entre la utilidad que le damos a las herramientas que nos brinda la tecnología y la invasión de nuestro tiempo e intimidad que supone la omnipresencia en 32 foros, grupos y redes sociales.

Y además, para la amistad de verdad, el mejor chateo es en la barra del bar. ¿O no? 🙂

 

Etiquetas:, , , ,